miércoles, 15 de mayo de 2013

El Mar Egeo: un sinfín de islas



Kythnos, Islas Cícladas, Grecia

Para los amantes de las islas, Grecia representa todo un regalo. Con más de 2.000, el este del Mare Nostrum hierve de ínsulas de todos los tamaños, cargadas de mediterraneidad y rebosantes de personalidad.

Y la mejor manera de moverse por un mar de islas es, obviamente, en barco. Destino: Las Cícladas.



Nuestra primera parada tiene lugar en Merichas, en la isla de Kythnos, a 100 km de Atenas. Pero acaba de atracar un enorme ferry y no podemos tomar tierra.



El capitán nos propone pasar la noche en la pequeña bahía de Fikiadha, frente a la playa de Kolona, un poco más arriba. ¡Gran elección!



Arriba en la colina se divisa una pequeña taberna. Allí cae nuestro primer ouzo, la bebida espiritosa griega por excelencia. Elaborada a partir de uva, anís, higos y pasas, el efecto del sabroso licor no tarda en hacerse notar.

La vista desde la taberna es espléndida -o será el ouzo que todo lo transforma...  Es el atardecer y se respira una calma única. Frente a nosotros una pequeña península unida a tierra por una barra de arena y culminada con una ermita.



No hay comentarios:

Publicar un comentario