viernes, 18 de enero de 2013

Pedra de Lume



Santa Maria, Ilha do Sal, Cabo Verde

Existe algo más que Santa María en la isla de Sal. La isla ofrece otros lugares de interés que vale la pena explorar. Uno puede alquilar un coche o un buggie y hacerla entera en un día. 

Uno de los enclaves más visitados es Pedra de Lume, en la costa este central. Se trata de un pueblo prácticamente abandonado que desde el siglo XVIII y hasta 1985 vivió de la extracción y comercio de la sal, la misma que dio nombre a toda la isla. Además, aquí, en el seno de una de esas familias trabajadoras de la sal, nació uno de los más famosos cantantes de Cabo Verde, Ildo Lobo. Sus mornas son de las más bellas del folklore caboverdiano. 




En la actualidad en el pueblo vive muy poca gente, tan solo alguna familia de pescadores. De lo que en su día fue un lugar próspero y productivo, hoy solo quedan ruinas decadentes, oxidadas y grises.





Desde hace siglos se viene extrayendo sal del volcán vecino a la localidad. El fondo del lago que alberga el cráter está por debajo del nivel del mar, con lo que continuamente filtra agua que, al secarse, produce la sal. Todavía puede verse la rudimentaria maquinaria que se utilizaba para su manufactura, así como las torres en ruinas del teleférico que la transportaba hasta el muelle.






Hoy las salinas tienen otro uso: los turistas pueden bañarse en sus aguas saturadas de sal y experimentar el flotamiento producido por su alta densidad, "a lo Mar Muerto". 


En 2007 hubo un intento por parte del grupo inversor italiano Stefanina (propietario de media isla) de convertir toda esta zona en un gran complejo turístico con una marina, golf, spa, hoteles, restaurantes, centros de deporte....Por suerte la cosa no progresó y, para protegerlo de esta clase de amenazas, en 2012 fue declarado Monumento Nacional por el ministro de cultura del país. Mirad en lo que hubiera acabado: es espeluznante:



En cambio, permanecerá así:


No hay comentarios:

Publicar un comentario