lunes, 24 de junio de 2013

La música corsa



Bonifacio, Córcega

Córcega es posiblemente la isla más bella de todo el Mediterráneo. Pero no es su belleza lo único que destaca de este lugar...su música también merece los más encendidos elogios. Escalofriante, profunda, reivindicativa, melódica, polifónica, popular, auténtica, mediterránea, bucólica, y...sobretodo...patriótica, te hace poner la piel de gallina allí donde la escuches, y te hace volver a visitarla una y otra vez, como si fuera tu otra patria. Os adelanto este popurrí para ir calentando motores.



Los pioneros de la música corsa moderna fueron, sin duda, Canta u Populu Corsu, un grupo de una docena de hombres a veces conocido simplemente como Canta. El conjunto, que fue fundado en 1973, ha tenido siempre como misión el promover, proteger y salvaguardar los cantos tradicionales y la lengua corsos. Sus canciones están tomadas de cantos tradicionales de la isla (paghjelle, lamenti) y también de creación propia. Tienen un fuerte componente nacionalista.

En 2006, durante mi tercer viaje a Cócega, me encontraba con una amiga en la villa de Patrimonio cuando vimos anunciado por la calle que esa misma noche actuaba Canta en la plaza del pueblo. Sin dudarlo ni un minuto compramos las entradas y asistimos al escalofriante concierto al aire libre. Pero lo mejor fue que, una vez finalizado, algunos nos quedamos porque había una parrilla con carne a la brasa. Los músicos se añadieron a la improvisada cena, y acabamos cantando en pequeños corros, abrazados a ellos, a lo corso. Les hizo gracia eso de que yo hablase catalán y, ya no digamos, que conociera su música (en mi primer viaje había comprado un disco de ese grupo). Esa noche cantamos y cantamos a capella hasta altas horas de la madrugada, improvisando tonalidades. Me dejé la voz de tanto gritar. Fue una de esas noches mágicas.

Aquí os dejo uno de sus vídeos. Para mí modesta opinión, quizás son los más auténticos, pero prefiero la música de otros. Por cierto, visten siempre camisa negra y cuando cantan se tapan una oreja con la mano, dicen, para concentrarse en su propia voz. Curiosa costumbre, por otra parte muy arraigada en todos los cantantes corsos, como iréis viendo en los videos.




Uno de los componentes, Jean-Charles Papi, el de la bonita y aguda voz del video anterior, se separó del conjunto y fundó, junto con dos amigos, el grupo Arapà. En Junio de 2012, mientras me encontraba viajando por la zona de Porto Vecchio, vi por casualidad que Arapà daba un concierto en una capilla aquella noche. Me apunté. Fue escalofriante.


Otro grupo todavía mas escalofriante es A Filetta, compuesto por 7 miembros, también de camisa negra, y formado en 1978 con la intención de preservar el canto corso polifónico. Son un poco más "saeteros". ¿Preparados para la piel de gallina? Escuchad (y mirad) esto:


O esto otro (¡qué pasión!)


Y me he dejado los más famosos y universales para el final: I Muvrini (= los pequeños muflones, en corso), formado por los hermanos Bernardini a finales de los 1970s. El grupo ha sabido incorporar la música corsa tradicional al estilo pop y tiene un éxito descomunal. Aunque se les ha criticado de "más comerciales", la verdad es que el resultado es un tipo de música de gran calidad. Llevan ya 26 discos, han actuado por todo el mundo, tienen canciones con Sting, el catalán Lluis Llach, las españolas Luz Casal y Josefina Fernández, la francesa Véronique Sanson, el chadiano MC Solaar, el senegalés Faith Kekana, el sudafricano Bongani Masuku, la indonesia Anggun, y un largo etcétera de países exóticos. Hasta un admirador español les ha construido una página web alternativa en castellano para el público español.

Imaginaros el poder de movilización de este grupo que consiguieron formar un coro de 2000 personas e interpretar una imponente oda a la isla (A té Corsica), a su isla, en una muestra del más puro y duro nacionalismo, que hasta te entran ganas de hacerte corso:


En 2008 fui expresamente a un concierto que dieron en París, en un estadio, ante miles y miles de personas. El estadio, que estaba contagiado de la fuerza musical de esos músicos, se hundía en aplausos y ovaciones. Me quedé parado de lo que mueven esos dos hermanos corsos. No me lo esperaba. Mirad qué potencia:



Y para acabar, la canción que interpretaron con Luz Casal:


Y si todavía no os habíais enamorado de esta isla, espero que con estas notas os haya convencido que Córcega es, sin duda, un lugar que merece un viaje.

2 comentarios:

  1. Es un lugar maravilloso, que enamora, deja huella y ganas de quedarse....preciosa isla.

    ResponderEliminar
  2. Es un lugar maravilloso, que enamora, deja huella y ganas de quedarse....preciosa isla.

    ResponderEliminar