viernes, 15 de febrero de 2013

El Dubai Mall


Dubai, Emiratos Arabes Unidos

No sé todavía muy bien qué hago en Dubai, pues no es un destino que sea muy de mis gustos. Aunque una cosa sí sé: un día quería contemplar con mis propios ojos el edificio más alto del mundo. Así que la escala en este emirato me viene de perillas.

Viendo el ímpetu y el presupuesto de este país, no resulta extraño que ese edificio se encuentre aquí, en Dubai. Así que al mediodía cojo el metro y me dirijo al Dubai Mall, desde donde hay unas vistas formidables. Durante el trayecto, el monorail pasa entre rascacielos a cual más alto. Es como si me hubiera metido de pleno en Blade Runner:



El Dubai Mall es el centro comercial con más comercios del mundo (aquí todo es "lo más....del mundo") con 1.200 tiendas, 160 restaurantes, 22 cines, 14.000 plazas de parking, un village, una pista de hielo, la tienda de dulces más grande del mundo (para variar), un acuario enorme... etc... etc... y con unas vistas insuperables al Burj Khalifa. 

En la cinta que transporta de la estación al mall, consigo algo inverosímil en este país: que un grupo de chicas se dejen fotografiar.



Por el Dubai Mall comercial pasaron en 2012 nada más y nada menos que 65 millones de personas, más que por toda Nueva York. No he podido encontrar la facturación anual del centro (que debe superar con creces el billón de euros) pero sí la que se registró durante el Dubai Shopping Festival que tuvo lugar a finales de enero de 2010. ¿Preparados? 1.900 millones de euros...¡en solo dos semanas! Lo visitaron 3 millones de personas, lo que sale a una media de 600 euros de gasto por persona! ¿Nos habremos vuelto todos locos?

Uno de las atracciones claves del mall es, sin duda, el acuario, cuya pared frontal es...es...la más grande del mundo.




Desde abajo, la vista del techo es igualmente impresionante:



Otro de los puntos emblemáticos del mall es la cascada, o waterfall. Unas esculturas de trampolinistas dan un toque muy original...casi tanto como los atuendos de estos jóvenes árabes:




La verdad es que es muy distraído pasear por este lugar con la cámara. Aparte de las anécdotas, hay actuaciones por todas partes: bailes, actuaciones, gigantes...








Hasta hay una enorme pista de hielo:


Mañana os hablo del Burj Khalifa

No hay comentarios:

Publicar un comentario