domingo, 24 de febrero de 2013

Encuentro con keas en Arthur's Pass



Arthur's Pass, South Island, Nueva Zelanda


Otro día de panzada de carretera: de Hokitika a Arthur's Pass y media vuelta hasta Franz Josef (trayecto). Pero valía la pena acercarse hasta Arthur's Pass para disfrutar de una experiencia única: pasar un rato entre keas.

El kea (Nestor notabilis) es un loro endémico de Nueva Zelanda y es el único loro del mundo que vive en habitat alpino. Se trata de una especie rara, de la que sobreviven tan solo entre 1.000 y 5.000 individuos. Durante mucho tiempo fue perseguido por los granjeros porque se pensaba que atacaba a la ovejas. Lo bueno es que la historia acabó siendo cierta: los keas picoteaban las espaldas de las ovejas y les ocasionaban infecciones. La verdad es que viendo cómo arrancaba la junta de mi ventana del coche, no me extraña nada que husmeasen entre la lana de las ovejas. Sea como sea, los keas están hoy protegidos por la ley.

Pregunto dónde verlos en las oficinas del parque y una simpática señorita me dice que casi siempre hay unos cuantos en el Viaduct Lookout, a un par de kilómetros de Arthur's Pass, que vaya allí, que seguramente me estarán esperando.

Rápidamente doy media vuelta con el coche y tomo la salida en el lugar indicado. Y allí están, una docena de keas esperando juguetear e intentar picotear lo que sea de tu coche, de tu bota, de tu cámara, de tu pelo, de tu camisa...da igual...todo!








Su curiosidad es infinita. Les atrae especialmente la goma negra de las juntas de los coches. Les encanta picotearla y sacarla de su sitio, y no sé muy bien por qué. En un momento dado he tenido que espantar a uno de ellos porque estaba literalmente arrancando la junta de la ventana de mi coche...¡y mi seguro no lo cubría!. ¿Qué seres tan simpáticos! Uno hasta ha osado flirtear con una turista alemana.


Otra de sus grandes aficiones es subirse al techo de los coches y dejarse transportar en ellos durante un buen rato.



Realmente la inteligencia y curiosidad de este animal son inauditas. Mirad este video, es acomplejante, ¡creo que alguno de los problemas no los habría resuelto ni yo! Se dice de ellos que alcanzan la inteligencia de los simios.


Así que si algún día váis a Nueva Zelanda, no os perdáis un encuentro con los keas, aquí, en el Viaduct's Outlook del Arthur's Pass.

No hay comentarios:

Publicar un comentario