martes, 4 de septiembre de 2012

Americanos en misión secreta en Mangareva



Mangareva, Les Gambier, Polinesia Francesa

En Mangareva comparto pensión con dos norteamericanos. Son ingenieros y están instalando antenas en un lugar de la isla para un satélite. Marie me dice que han venido en misión secreta, y que son muy agradables, pero que no sueltan palabra sobre lo que están haciendo.

Hoy coincido con ellos en una cantina de Rikitea. Picado por la curiosidad, tras unas cervezas averiguo qué están haciendo aquí. Uno de ellos es técnico militar, y el otro ha venido en calidad de intérprete. Su misión es construir 4 antenas, dos de 4 m y otras dos de 2.5 m de diámetro, para fines telemétricos. Son temporales. Las arman y más tarde las desmontan. Todo el material está por llegar, y eso que llevan aquí ya 2 meses. Traen hasta un tractor. Hasta ahora se han dedicado básicamente a localizar el lugar óptimo para su emplazamiento. Me dicen que ya lo han encontrado, en el norte de Mangareva. Esta no es su primera estancia en Polinesia. Ya han hecho un trabajo similar anteriormente, en las Marquesas.

En la pensión se han ganado la simpatía de los jóvenes porque han aterrizado con un cargamento de DVDs. Se pasan el día viendo películas en el ordenador con la gente de aquí. La verdad es que son muy agradables. 


Pero a mí me da que se guardan algo en la cartera. ¿Telemetría? Mmmm...no me lo creo. Aquí hay gato encerrado. Vaya Vd a saber qué propósito hay detrás de la construcción de esas antenas. ¿Y si son la excusa para esconder alguna otra misión? ¿Y si tienen algo que ver con las pruebas nucleares? No sé, detectores de plutonio o de cesio camuflados en cajas con fines presuntamente “telemétricos”. Quizás el análisis de los radioisótopos presentes en la isla podría desvelar secretos de estado sobre la tecnología nuclear utilizada por los franceses durante las pruebas en Mururoa...no sé, no sé...eso de que uno de ellos sea militar...mmmm.

Esa tarde, sentado en mi silla del pontón, frente al comedor, mi cabeza no para de dar vueltas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario