jueves, 20 de septiembre de 2012

Avarua, Rarotonga



Avarua, Rarotonga, Islas Cook
Me encuentro en Rarotonga, la isla principal de las Cook. El viaje desde Papeete se me ha hecho un poco largo (2.5 h) y el avión iba prácticamente vacío. Creo que existe poco tráfico entre estos dos países: el turista o va a Tahiti o va a las Cook, pero eso de ir a las dos debe ser muy raro.

Sólo aterrizar en Rarotonga me percato que esta especie de "Polinesia inglesa" es diferente de la Polinesia Francesa. Para empezar, se me hace muy raro dirigirme al polinesio en inglés. Pero bueno, eso es pura anécdota. 


Lo curioso es que enseguida noto también que el carácter del cooqueño es diferente al del tahitiano: menos natural, más serio, más estricto, vamos, un contraste cuando vienes de un territorio donde todo es espontaneidad, alegría y risa.

En el aeropuerto debía haber una persona de Tapani Tours para llevarme al hotel. Aquí no hay nadie. Y nadie sabe nada de nada. Tras mucho insistir a un encargado de una oficina de turismo, finalmente llama por teléfono y al cabo de un buen rato aparece un joven de la agencia con toda la información. 

Pregunto por un banco, y me dice que no hay ninguno en el aeropuerto ni cerca de él. Cuando le señalo por un edificio vecino que tenía pinta de banco, me contesta altivo "yo soy de aquí y sé dónde están los bancos, no tú"...mal rollito.

La conductora del bus tampoco demuestra grandes dotes de simpatía y la de la recepción del hotel no me cae bien de entrada. ¡Ay que esto pinta mal!

Trato de pensar que todo debe ser fruto de la mala pata, y cojo el bus para despejarme, sentido "clockwise" (aquí el tráfico es o clockwise o bien counterclockwise). Me apeo en Avarua, la capital del país y única población de la isla. Hace mucho calor. En el muelle se respira actividad. Muchos practican el remo y otros tantos la bebida. Al menos aquí hay un poco de animación, pero son todos australianos y neozelandeses que le dan a la cerveza que da gusto.





Durante el trayecto en bus puedo apreciar que el aspecto de la isla es parecido al de Tahiti Iti, es decir, montaña escarpada con picos y circos de caldera totalmente revestidos de verde, y con el arrecife cercano a la costa, sin lagon ni motus.



Pero aquí se acaban los posibles parecidos: una carretera circundante muy transitada y repleta de anuncios en inglés para turistas, tipo "tonite, BBQ party", o "happy hour at 7 pm"...como en Benidorm. La carretera es un sinfín de hotelitos y "villas". Luego me entero que Islas Cook es el 6º país con el Indice de Saturación Turística más alto del mundo.

Algo me dice que esta no es mi isla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario