lunes, 24 de septiembre de 2012

La Coral Route, el viaje glamouroso de los 50



Avarua, Rarotonga, Islas Cook
Hace poco más de medio siglo, la compañía aérea neozelandesa Tasman Empire Airways Limited (TEAL) ofrecía una ruta de lujo por las islas del Pacífico Sur conocida como la Coral Route a bordo de un hidroavión Solent. Estaba calificada como la ruta aérea más romántica y glamourosa de la época, así como una de las más caras.

En el hotel de Avarua donde me hospedo, tienen expuestas fotos y documentos originales de la citada ruta. Aprovecho la espera del avión para Aitutaki para fotografiarlas e indagar un poco más sobre esta apasionante historia.



El trayecto comenzaba en Auckland (Nueva Zelanda), seguía por Fiji, Samoa, Cook Is. y Tahiti, y regresaba de nuevo a Auckland con las mismas escalas en sentido contrario.

Con 45 pasajeros, su interior tenía el aspecto de un restaurante de lujo, con cubertería de plata y manteles de lino. Sus clientes pertenecían a la clase alta neozelandesa o bien eran turistas millonarios americanos y europeos, así como artistas de cine. El vestuario era de lo más elegante, las mujeres lucían sus mejores galas y joyas y los hombres vestían traje y corbata. Los pilotos eran semidioses con Ray Bans y las azafatas ángeles con uniformes elegantes.



Los hidroaviones tomaban "tierra" en el lagon de las islas, y los pasajeros eran transportados a tierra en canoas locales. Allí se hospedaban en los míticos hoteles de lujo del Pacífico, como el Aggie Gray de Apia en Samoa, o el Grand Pacific Hotel de Suva en Fiji, donde se refrescaban y entablaban conversaciones con sus colegas millonarios de otros países.



El punto álgido del trayecto era el atolón de Aitutaki, en las Cook. En ocasiones, cuando el tiempo no favorecía, los pasajeros debían pasar la noche en el pequeño motu de Akaiami. Cuando ocurría esta "deseada desavenencia", acudía una flota de personal desde la isla principal equipada con toda clase de manjares de lujo, buenos vinos y bailarinas que distraían a los pasajeros y la tripulación mientras se preparaba la comida.



El servicio duró hasta Septiembre de 1960. Os aconsejo ver el vídeo que os coloco a continuación: el glamour de antes tenía un toque mágico.




No hay comentarios:

Publicar un comentario