viernes, 7 de septiembre de 2012

Teahupoo, la ola más grande



Teahupoo, Tahiti, Polinesia Francesa


En el mundo del surf la palabra Teahupoo despierta pasiones. Cada año, durante la segunda quincena del mes de Agosto, esta pequeña localidad del sur de la isla de Tahiti acoge una de las más esperadas e importantes pruebas del campeonato internacional de surf: el Bilabong Pro Teahupoo, del circuito ASP World Tour.



¿Y por qué genera tanta expectativa? Muy simple: en ningún otro lugar del planeta se registran regularmente olas tan altas y espesas como aquí, que pueden llegar a medir hasta 20 m. Pero no sólo es el tamaño, la ola de Teahupoo es también una de las más peligrosas y temidas por el poco profundo fondo coralino del lugar y la proximidad del arrecife del lugar.

Y qué mejor localidad que Polinesia para declararla catedral del surf. En la edad media la gente de estas tierras ya practicaban esta actividad. El Capitán Cook, en el siglo XVIII, fue el primer occidental en observarla. Y vaya Vd a saber si incluso no llegó a subirse a una tabla cuando nadie le veía para pillar un par de olas.

A pesar de que practico el bodyboarding desde los 8 años, las olas de aquí me dan un enorme respeto. Ahora no es época de campeonato, entre otras cosas porque para estar aquí durante la competición tendría que haber reservado cama desde hace años. Ni tampoco veo grandes olas desde el famoso kilómetro 0 (foto portada) donde comienza la carretera. Aunque hay que decir que aquí, una ola "normal" como la de la foto tomada desde la playa, enseguida se va a los 3-5 metros de altura:



Las grandes olas tienen lugar a unos kilómetros de aquí, más al sur, y para disfrutarlas hay que ir en embarcación. Ya os podéis imaginar, también, lo difícil y caro que debe ser agenciarse un lugar en una de esas barcas durante el campeonato. Allí sólo van los VIPS: fotógrafos de élite, cadenas de TV, representantes de grandes marcas surferas como Bilabong, Quicksilver, Oakley, Oneill, Rip Curl, Vans... vamos, todos esos nombres asociados a ese mundo tan curioso de personajes rubios, barba de dos días, gorra de béisbol, gafas de sol megafashion, y look desenfadado...bueno, gente con aspecto surfero, sin ir más lejos.

Como no tengo ninguna foto mía del campeonato, os dejo aquí un par bajadas de la red, todas tomadas en este lugar. Como podréis comprobar, el tamaño de la ola es tan descomunal que algunas parecen trucadas.


Y para acabar, mirad este video de aficionado; como decía el poeta, es de gallina en piel:

1 comentario:

  1. Gracies per compartir els bons moments i per fer-ho tant maco!!

    ResponderEliminar