lunes, 1 de octubre de 2012

El Reino de Tonga



Nuku'alofa, Tonga

El Océano Pacífico es muy vasto, enorme, tanto que existe un ángulo de visión de la esfera terrestre desde el que casi todo lo que se ve es agua. No en vano esta inmensa extensión de agua ocupa 1/3 de toda la superficie terrestre.


Como es bien conocido, en el Pacífico abundan las islas, casi todas de origen volcánico. Se distribuyen en un total de 26 países o territorios (el doble que los de América del Sur) la mayoría de cuyos nombres resultan desconocidos para muchos (¿cuántos de esos 25 sois capaces de nombrar? y no vale mirar Wikipedia)

Mi sueño es visitarlos todos algún día. Pero para eso todavía queda mucho, así que pasito a pasito. En el verano de 2004 añadí 4 nuevos territorios a esa lista: Tonga, Samoa, Samoa Americana y Fiji (o Fiyi como oficialmente se denomina al país en lengua castellana, aunque a mí personalmente me produce dolor de ojos verlo escrito así). Comenzaremos por Tonga, y lo haremos, cómo no, con la pequeña introducción wikipédica de turno.

Tonga es una monarquía independiente desde 1970, tras 70 años como protectorado británico. Nunca fue colonia de nadie. Está formado por 176 islas y tiene una población de unos 100.000 habitantes, la mayoría de raza polinésica.

File:Tonga on the globe (Polynesia centered).svgEl país se divide en 4 grandes regiones (de sur al norte): Tongatapu (donde se encuentra la capital Nuku'alofa), Ha'apai (en el centro, con multitud de islas e islotes), Vava'u (descubierta por un español, Francisco Mourelle, en 1781), y las Niuas (3 islas aisladas al norte del país, administradas desde la capital). 



Es agosto de 2004, y  me dispongo a volar con Air New Zealand de Londres a Nuku'alofa, con parada en Los Angeles. Pero el avión de British Airways de Barcelona a Londres de la mañana sencillamente no ha llegado al aeroport del Prat y lleva un retraso de 3h. Guay. Una vez en Londres obviamente el vuelo a Tonga ya se ha ido hace rato y tengo que hacer noche en el aeropuerto, en el buscadísimo y conocidísimo hotel Heathrow Park Inn, plagado de pringados como yo que han perdido la conexión, sin pegar ojo en toda la noche por la incertidumbre de si tendré plaza al día siguiente, o pasado, o el otro...

Madrugo y consigo ser el segundo en la cola de espera de las oficinas de Air New Zealand. Al cabo de 2h de espera y 45 min de búsqueda en el ordenador, el empleado me encuentra una plaza (otra de las ventajas de viajar solo)...ah, pero... (pequeño detalle) no a Nuku'alofa, sino a Auckland, Nueva Zelanda, pues Air New Zealand no vuela hoy a Tonga. Total que me envían donde los maorís con lo que mi lista de países del Pacífico se ve inesperadamente aumentada en una unidad (aunque sigo con intención de visitar el país "más profundamente"). Allí paso una mañana muy agradable, paseando por el muelle y esperando el vuelo 
Auckland-Nuku'alofa de la tarde. Al mal tiempo buena cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario