jueves, 18 de octubre de 2012

Tutuila, Samoa Americana




Pago Pago, Isla Tutuila, Samoa Americana

Samoa Americana es uno de los 15 terrirorios no incorporados (unincorporated territories) de Estados Unidos. Es decir, territorios que aunque están bajo la soberanía americana, no forman parte del territorio nacional de los Estados Unidos. Además de Samoa Americana, ejemplos de unincorporated territories son Puerto Rico, Guam, Marianas del Norte y las Islas Vírgenes Americanas. Pero hay unos cuantos más, la mayoría islas deshabitadas del Pacífico o del Caribe: Baker Island, Howland Island, Jarvis Island, Johnston Atoll, Kingman Atoll, Midway Atoll, Navassa Island (disputada con Haiti), Wake Island (disputada con Islas Marshall), Banco Serranilla (disputado con Colombia) y Banco Bajo Nuevo (disputado con Colombia).

Samoa Americana pertenece a Estados Unidos desde 1899 cuando americanos, alemanes y británicos firmaron la Convención Tripartita a partir de la cual el archipiélago de Samoa quedaba dividido en dos: la parte occidental sería colonia alemana y la oriental territorio de Estados Unidos. En 1914 Samoa alemana pasó a manos de Nueva Zelanda y en 1962 ganó la independencia, pero la parte oriental sigue americana.

Samoa Americana consta de una isla principal, Tutuila en donde se encuentra la ciudad de Pago Pago, y de un archipiélago al este, las Manu'a, formado por tres islas: Ofu, Olosega y Ta'u. Mi destino hoy: Ofu.



Este es mi segundo viernes 13 seguido. El de ayer comenzó en Tonga. El de hoy en Samoa. Cosas de meridianos. Tras una noche de escala en Apia un taxi me lleva al pequeño aeródromo de Fagali'i. El vuelo a Pago Pago se ha adelantado y mi plaza no se acaba de confirmar. En la misma pista se decide si subo o no a la avioneta. Que si sí, que si no, motores en marcha y hélices rodando. Cuando parecía que era que no, ya regresando cabizbajo hacia el edificio, una voz de a bordo grita sorry, yes, yes, come in. Increíble. Subo al avión, que con toda esta incertidumbre ha acumulado queroseno en su interior hasta límites insoportables. El chino de atrás está a punto de desmayarse por la peste. Finalmente despegamos ¡My God!



La avioneta de Polynesian, de una docena de plazas, está pilotada por samoanos con aspecto de aficionados, un punto que me preocupa, no por nada. El vuelo dura algo mas de media hora.

Al llegar a Pago Pago noto enseguida que estoy en yankeeland: los uniformes de los policías, los "stores", la bandera, los dólares...



En la oficina de Polynesian compro los esperados pasajes para Ofu, por 122 $ ida y vuelta. "Esperados" porque no ha habido manera de adquirirlos con anterioridad en ningún otro lugar, ni en Barcelona, ni en Auckland, ni en Tonga, ni en Apia. 

Debido al mal tiempo en Ofu, el encargado no nos asegura que podamos tomar tierra. Si no lo logramos deberemos aterrizar en la vecina isla de Ta'u.

Con un poco de retraso subimos a la avioneta de 8 plazas, pequeña y claustrofóbica. El trayecto dura unos 40 minutos. Primeramente sobrevolamos Tutuila y me doy cuenta que quizás tendría que haber programado quedarme unos días para visitarla: parece muy bonita desde arriba.
Aquí la población de Faga'itua, al sur de la isla.




Abajo, la pequeña isla de 'Aunu'u, al este de Tutuila, con su cráter lleno de agua dulce y su pequeña aldea.




Al llegar a Ofu sopla un viento algo fuerte, pero el capitán decide aterrizar anyway, enfocando unos cuantos grados más al oeste para corregir el rumbo. La mujer del asiento de delante se tapa los ojos.

Touchdown. Welcome to Ofu. Menudos dos viernes 13. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario