jueves, 25 de octubre de 2012

Olosega



Olosega, Islas Manu'a, Samoa Americana

Olosega es la isla vecina a Ofu. Tan vecina que desde los años 70 existe un puente que las une (foto de arriba). Hoy Ali, el encargado del Vaoto Lodge, me lleva hasta ella en su pick-up. La pista transcurre en medio de una densa vegetación, por parajes que parecen sacados de una película de aventuras de piratas y de tesoros escondidos.



Ofu y Olosega son los restos de un mismo volcán que erupcionó hace millones de años. En Olosega el cráter formó unas paredes de más de 600 m de altura, el actual monte Pimafua.



Al atravesar el puente, ya en Olosega, el pueblo está casi desierto. No se ve un alma, solo una niña pasea delante de la escuela. 
En Olosega viven solo 200 almas. Hay una iglesia, y la escuela es compartida por los niños de las dos islas. Con el poco movimiento que se respira aquí, resulta sorprendente que las excavaciones arqueológicas indiquen que en estas islas ha vivido gente durante los últimos 3.000 años.






Antes de regresar a Ofu, Ali me pide que le haga una foto paseando por esta preciosa y solitaria playa. Al fondo a la derecha se aprecia el puente que une esta isla con la de Ofu.

Durante el atardecer, contemplo por última vez la vista frente al lodge: Ofu, Olosega y Ta'u, esas tres islas que forman el trío de las Manu'a, tres islas perdidas en la inmensidad del océano Pacífico. Mañana, wheather permitting, la avioneta me devolverá primero a Pago Pago, y de allí volaré a Apia, capital de Samoa Independiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario