viernes, 19 de octubre de 2012

Ofu, la isla misteriosa



Ofu, Grupo Manu'a, Samoa Americana

Poco después de tomar tierra en la pista de Ofu, la avioneta de Polynesian Air regresa a Pago Pago con un nuevo pasaje (foto de arriba). Yo me hospedo en el Vaoto Lodge, situado frente a la mismísima pista de aterrizaje. Aquí pasaré mis próximas 3 noches como mínimo (alguna más si empeora el tiempo, pues la avioneta no viene si hay viento).

Ofu y Olosega son dos islas contiguas unidas por un puente, cuyas costas sur son los restos de la caldera de un gran volcán hoy extinto. Tengo tres días para explorarlas. No hay carreteras, solo una pista.



Aparte de mí, en el Vaoto se hospeda una señora holandesa muy solitaria y que va a la suya, y tres estudiantes de la Universidad de Hawai que están actualmente haciendo la tesis doctoral sobre una determinada especie coralina. Pronto me doy cuenta que voy a estar muy solo, pero ya me gusta así. Los dueños del lodge, Tito y Marge, han tenido que ir a Pago Pago. Les suplen su sobrino Ali y dos cocineras, Sita y Guisa.



Tras mi llegada, Brutus, el perro del lodge, se convierte en compañero inseparable. Tanto es así que duerme fiel en mi puerta, esperando toda la noche a que me despierte para acompañarme en mis paseos.




Este lugar es una maravilla. Da la impresión de haber llegado a la Isla Misteriosa. Aquí hay quilómetros y quilómetros de playa solitaria. Uno de los doctorandos me dice que recientemente esta playa ha quedado segunda en la clasificación oficial de "Playas más bonitas del mundo". Mañana la visitaré con el sol de la mañana. Hoy, por de pronto, me dedico a pasar el día tranquilamente por los alrededores del lodge y a disfrutar de la paz y silencio que reinan en este lugar. Me agencio una silla y me coloco en medio de la pista de aterrizaje, esperando a que anochezca para ver y fotografiar las estrellas, siempre acompañado de mi inseparable amigo Brutus.





Y al final, las esperadas estrellas. Noche cerrada, sin luna, en medio del Pacífico y a cientos de quilómetros de toda luz artificial. Mejor imposible.

1 comentario:

  1. Es... simplemente precioso. Me ha encantado el cielo estrellado. Solo una pregunta... ¿Y las fotos de la playa? Y una corrección ortográfica: no es "quilómetros", sino "kilómetros" ;).

    ResponderEliminar