viernes, 20 de julio de 2012

¿Energía limpia?



Maupiti, Polinesia Francesa

Evens, su hermano Brandon y su padre Marco trabajan como técnicos electricistas en Maupiti. Practican instalaciones de TV, antenas, paneles solares, etc...

Ayer me los encontré en el muelle descargando las baterías de los paneles solares para revisión y mantenimiento en Nueva Zelanda. Aquello tenía pinta de pesar mucho. Le pregunto a Evens:


-¿Cuánto pesa cada una?
-80 kg, pero las hay mas grandes, de 120 kg.
-¿Adónde las mandáis?
-Hay que llevarlas primero a Papeete y desde allí hasta Nueva Zelanda, donde las revisan. Hay que hacerlo cada 10 años aproximadamente. Muchas están deficientes o rotas.
-¿A cuánta gente abastece cada uno de estos trastos?
-Son para los motus; una batería por casa.




Me quedo pensando...¿es tan “limpia”, “eco”, “verde” la energía solar? Esas baterías estaban llenas de ácido sulfúrico y plomo (mi profesión de químico me recuerda que Pb es el símbolo del plomo, y allí se leía Pb por todas partes). Algunas estaban rotas y vacías, con lo que quién sabe dónde fue a parar el corrosivo líquido mezclado con el plomo. Además, 12 de ellas suman ya una tonelada, y solo aquí, hoy, en Maupiti, había varias docenas. Transportarlas hasta Nueva Zelanda en barco, luego llevarlas a la correspondiente fábrica en Auckland en camión, devolverlas de nuevo aquí y colocarlas en cada motu, eso genera una animalada de energía “sucia”.

¿Realmente el combustible empleado para llevar y traer esas baterías hasta aquí (más el coste del transporte y el mantenimiento de las placas) es menor que el que gastaría un pequeño grupo electrógeno instalado en el motu para abastecer a todas las casas? A mí me da que no. Espero que alguien haya hecho este cálculo.

Mientras tanto, a su hijo Evans (con A; el padre es Evens, con E) parece preocuparle poco todos estos asuntos, y disfruta de la actividad comiendo galletas, preparando el sobrepeso que el pobre seguramente padecerá de mayor, como la mayoría de polinésicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario