miércoles, 18 de julio de 2012

Viaje a Mopelia




Maupiti, Polinesia Francesa

Mopelia (también conocido como Maupihaa) es un atolón de las Iles-sous-le-vent situado a 182 km al oeste de Maupiti, de cuya comuna depende administrativamente. Con 8 km de diámetro, su lagon es más grande y más profundo que el de Maupiti y, como ésta, tiene una única passe, peligrosa y estrecha, pero no hay isla central: el magma se la tragó hace millones de años dejando atrás un atolón.



Iles de TahitiHoy se encuentra aquí amarrado el Tahiti Nui IX, un barco de aprovisiona-miento que abastece a las islas, y que navega a Mopelia cada tres meses para llevar alimentos y transportar la copra a Papeete.

Desde el muelle le pregunto al capitán si puedo subir un momento para hablar con él.

-Oui, oui, viens! -me indica con la mano.
-Ia orana, soy Xavi Bartroli, reportero de la agencia Lardasquesí, quería hacerle unas preguntas, ¿puedo?
-Bien sûr mon ami.
-¿Cada cuando váis a Mopelia?
-Normalmente cada 3 meses, pero ahora hace 9 de la última visita. Llegamos aquí a Maupiti anteayer, y partimos para Mopelia esta misma noche. Llegaremos mañana por la mañana, después de 12 h de navegación.
-¿Cuánta gente vive allí?
- Ocho personas, todos de Maupiti. Se dedican a la copra, y nosotros vamos a buscarla para llevarla hasta Papeete, donde es procesada.
-¿Volvéis a pasar por aquí antes de ir a Papeete?
-Sí. En Mopelia nos quedamos dos días y regresamos el tercero aquí para cargar esa copra de ahí -me señala con el dedo unos sacos tendidos en el muelle cuya peste a coco concentrado tumba.
-¿Y admitís pasajeros?
-Bien sûr. Cuesta 3.000 CFP (unos 25€) ida y vuelta, más 500 (4€) cada desayuno y 1000 (8€) las cenas.
-¿Y dónde se duerme? ¿Hay camas?
-Hahahaha -se ríe con ganas- se duerme en los containers, allí abajo, nada de camas, sobre una tabla.



-Ah...luego iré a dar un vistazo ¿Y la gente allí qué hace, aparte de trabajar? ¿Tienen TV? ¿Telefonía móvil?
-No hay ni TV ni red de teléfono. Si quieren comunicarse lo hacen por radio. El agua es de lluvia, y la electricidad es por grupo electrógeno. No es fácil vivir en Mopelia.
-Ya...bueno, encantado, es todo cuanto quería saber. Naná
-me despido.

Desciendo de la cabina del capitán y visito un poco el barco por dentro. Le pido a uno de los marineros que me enseñe el interior de un container, vamos...el dormitorio. Y me encuentro con esto:



¿Alguien se anima? Yo no puedo: odio los containers...

No hay comentarios:

Publicar un comentario