sábado, 21 de julio de 2012

El mercado de Papeete



Papeete, Tahiti, Polinesia Francesa

Esta mañana he ido al mercado de Papeete: en mi casa de Barcelona se me está acabando la vainilla en polvo para añadir al café. Aconsejado por un tahitiano, un buen día añadí una pizca al café molido y desde entonces me he acostumbrado al sabor. Y aquí se encuentra la mejor vainilla del planeta, la de la isla de Taha. O sea que tres potitos de 20 g (de 8 € cada uno) me servirán para pasar una buena temporada.

Con o sin vainilla de repuesto en casa, el mercado de Papeete merece siempre una visita. Corazón y pulmón de la vida social tahitiana, aquí la animación es continua de las 6 de la mañana a las 6 de la tarde.



Los 7.000 m2 del edificio (recientemente restaurado tras más de un siglo de actividad) rebosan en colores: flores, frutas, hortalizas, pescados, vainilla, collares, perlas, tikis, pareos, tifai-fais, aceites de monoi, jabones, ukeleles...






En el mercado de Papeete no hay hilo musical. No, aquí a toda hora hay cantantes que animan todavía más la fiesta con sus ukeleles y himenés.



Fuera abundan los tenderetes de collares y coronas de tiaré. Algunos son preciosos. Le pregunto a una chica cuánto cuesta un saco de 400 tiarés. 4000 CFPs -me responde (unos 33 €). Caro, muy caro lo encuentro.



En una de las calles que llevan al mercado hay una tienda de telas que se llama Venus. Es la que tiene más variedad de tejidos estampados con motivos tahitianos. Os la aconsejo si algún día venís por estas tierras y queréis llevaros alguna tela típica.



Mi amiga Montse me ha encargado 4,5 m de tela para hacer un cubrecama. Hay millones de motivos y uno se emborracha nada más entrar en la tienda. Como ella quería un rojo, le compro el clásico sangre con hibiscus blancos. El de mejor calidad está a 8€ el metro. Aquí ya no sé decir si es caro o barato, pues no tengo mucha práctica en eso de comprar telas. Me animo yo también, y me compro 4,5 m de otro color, no tan escandaloso, a ver si me "cae" un cubrecama para mí también...¿os gustan los motivos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario