viernes, 2 de noviembre de 2012

A la salida de misa en Apia



Apia, Isla Upolu, Samoa

Hoy domingo hay oficio a las 9h en el templo metodista de Apia. Los feligreses acuden a misa con sus trajes más pulcros y sus sombreros más vistosos. Da gusto pasear por la ciudad, cámara en mano, y sacar fotografías de la gente.





La religión cristiana está muy arraigada en la población samoana. Los misioneros hicieron una excelente labor en estar tierras. Tanto es así que las Samoas, Tonga y otras islas vecinas se conocen hoy en día como "El cinturón bíblico del Pacífico". 




Los pastores de la iglesia viven muy bien, generalmente en la casa más grande y lujosa del pueblo, ayudados por las donaciones de los creyentes. Algunas familias destinan hasta un 30% de sus ingresos a estos fines.





Hoy en día, la mitad de los samoanos son protestantes, un 25% son católicos y el resto metodistas o mormones. Curiosamente, aquí en Apia se encuentra también uno de los 7 templos bahaístas que hay en el mundo. 


Más que en ninguna otra parte del Pacífico, el domingo en Samoa es absolutamente sagrado: todo está parado y cerrado. Incluso se ruega no bañarse en las playas en domingo. Lo único que parece funcionar mínimamente es el hotel Aggie Grey así que me acerco a tomar una Vailima, la cerveza nacional.


2 comentarios:

  1. Es curioso el otro día comentabas lo pobre que te parecía Samoa en general. Eso si lo curas a lo grande, como Dios manda!!!Hay que joderse, con perdón!!

    ResponderEliminar