lunes, 5 de noviembre de 2012

Isla Taveuni, Fiyi



Coconut Grove, Isla Taveuni, Fiyi

Ha llovido toda la noche en Nadi...y sigue lloviendo. El vuelo de Sun Air a Taveuni sale puntual, a las 7:30 am.

Taveuni es la tercera isla más grande del archipiélago de las Fiyi. Tiene 45 km de largo por 10 km de ancho y viven unas 9.000 personas, la mayoría indígenas del país. Es famosa por su flora y por su fauna ornitológica.



Me hospedo en el Coconut Grove, un resort con tres cabañas, cerca del aeropuerto, en el norte. Tras un delicioso desayuno decido dar un largo paseo hacia el oeste. Al cabo de un rato tengo mucho calor y me percato de que no he cogido agua. Craso error. A los 3 km me entran unos fuertes retortijones de barriga...no hay ninguna casa...ningún lavabo...horror. De pronto llego a una pequeña bahía, desierta, y sin pensarlo dos veces, procedo a liberarlos. Al acabar, encuentro una visita a mi lado: una serpiente marina, pequeña, con aros negros y blancos, seguramente atraída por mis delicias. Parece pacífica. Luego, en el resort, averiguo que de una picada te manda al otro barrio. Las buenas noticias son que nunca atacan y que su boca es muy pequeña. De todos modos, me recorre un pequeño escalofrío al oír las virtudes del reptil.



En el camino entro en un sendero donde hay un manglar de agua dulce cristalina. Unos niños me dan la bienvenida.

Mas adelante me paro a descansar bajo la sombra de un árbol, cerca de una casa. Al cabo de un rato aparece una niña con dos zumos en una bandeja. ¡Cuánta amabilidad y cuánta bondad! Por desgracia mi situación estomacal me impide aceptar. Justo entonces pasa un pick-up y le pido al conductor que me lleve. Chapé, o algo así se llamaba el tipo, trabaja en una de las 4 granjas perleras que están intentando introducir en Taveuni. La llevan unos americanos que parece que han acabado en los juzgados. De camino, ya en su casa, me muestra las 4 primeras perlas que han obtenido, precisamente esta mañana. No son muy bonitas a decir verdad. Tienen 25.000 ostras y han cebado ya 5.000.

De vuelta al resort, ceno en la terraza, solo y aburrido. Me consuela pensar que mañana, a las 5:30 am, tengo bird-tour y espero ver muchas novedades, especialmente la paloma naranja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario