martes, 27 de noviembre de 2012

Port Vila, capital de Vanuatu



Port Vila, Isla Efate, Vanuatu

Port Vila, con 40.000 almas, es la capital y centro neurálgico de Vanuatu. Más que una ciudad bulliciosa es más bien una villa tranquila, excepto cuando algún que otro crucero australiano atraca en el muelle soltando miles de turistas por sus calles.

La ciudad vive entre dos bahías, la de Vila al oeste y la de Erakor al este. Es en la primera donde se encuentra la animación, especialmente en la avenida Lini que bordea la costa. Enfrente, la isla de Iririki, sede de uno de los resorts más top del país (foto de abajo).





El submarinismo es la atracción turística número uno del país. Por toda la ciudad abundan los operadores y agencias que ofrecen la práctica de esta actividad. Yo me la reservo para el último día, cuando regrese de las islas. Me han dicho que en el norte de Efate hay un sitio muy bueno, pero ya llegará. No tengo prisa y hoy simplemente me dedico a pasear y a disfrutar de esta curiosa ciudad y su gente alegre, los Ni-Vanuatus como aquí se autodenominan.



Hablando de gente, el país tiene una población de 200.000 habitantes, casi todos Ni-Vanuatus. De sus 83 islas, 68 están habitadas, aunque la mayoría se concentra en 16. En cuanto a lenguas, Vanuatu posee el récord mundial de número de lenguas nativas per capita. Nada menos que 113, cada una con sus dialectos. Eso hace que el número de personas que hablan una lengua determinada no supere los 5.000. Para entenderse entre ellos utilizan el bislama, esa especie de inglés mal hablado y desde luego mal escrito. En las escuelas, no obstante, se aprende en inglés y en francés. Ahora hace 25 años que Vanuatu alcanzó la independencia.




Dispongo de una semana para visitar el país. He escogido esta isla, Efate, como inicio porque aquí se encuentra la capital y el aeropuerto internacional. Mañana iré a la isla de Tanna cuya atracción principal es un volcán activo, fácilmente asequible en coche. Mi tercer y último destino será la isla de Espíritu Santo, al norte. Hay muchas otras, a cual más interesante y original, pero por desgracia no dispongo de tiempo. Probablemente la más internacionalmente conocida sea Pentecost, no por su nombre sino por la práctica del nangol, esa especie de puenting con lianas atadas a los tobillos que practican sus nativos. La curiosa actividad se limita a los sábados de abril y mayo, es decir, no ahora. Os recomiendo echar una ojeada a este fantástico video que he encontrado en youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario